flores.uy — flores.org.uy — flores.com.uy — ISSN 1688-1966

Libro de Visitas

Mensajes

Si querés podés firmar el libro de visitas.

2006-05-02
Mensaje de: Para Antuanet
Comentario:

No hace tanto tiempo que…

íbamos a matinée





El domingo era mágico.

Era el día de la semana que más esperábamos.

Es que íbamos al cine.

¡Matinée desde la una y media de la tarde hasta las ocho, ocho y media de la noche!

¡Sííí! ¡Siete u ocho horas adentro de un cine!

¿Qué íbamos a ver?

¡Lo que dieran!

No teníamos ninguna posibilidad de elegir.

A veces alguno de la barra pasaba frente al cine y miraba la cartelera con fotos y afiches.



--¡Muchachos!---nos decía en el recreo -- ¡El domingo dan una de guerra, una de cowboy, una de romanos y una de Rafael!



A la semana siguiente la de Rafael la cambiaban por una de Palito o de Sandro. La de guerra por una de Sandrini o de Cantinflas. La de cowboy en blanco y negro por una en colores y la de romanos por una de piratas.



¿Por qué era mágico? Porque producía una hipnosis colectiva incomparable.

No existía ningún lugar que pudiera reunir a medio millar de gurises, sentarlos, emocionarlos, hacerlos llorar, hacerlos reír; todo… con la luz que llegaba desde una imagen proyectada frente a ellos.

Ni la iglesia con todo el peso de los siglos pudo conseguirlo.

Era la magia que salía de la pantalla.



Íbamos todos.

Pero, todos.

Porque la entrada era barata y cada niño del barrio conseguía el dinero para pagarla, incluso en mi barrio humilde. Y el que no lo conseguía le aparecía un préstamo, una colecta o hasta una rifa de sábado organizada de apuro entre todos.

Íbamos limpitos y prolijos. Tal vez sin ropa nueva, pero recién zurcida, arreglada, lavada y hasta planchada. No consigo recordar como diferenciábamos a los ricos y a los pobres allí adentro. Nadie evitaba la cola o se sentaba en una butaca distinta o conseguía un mejor final de película porque le sonaran unas monedas en los bolsillos. No recuerdo autos esperando a la salida.



¿Sí llovía?

Íbamos igual y hacíamos colas de hasta una cuadra en la vereda del cine.

Después…estrujados en el hall, mirábamos como podíamos las fotos de las películas que darían la semana siguiente, nos apretaban, nos empujaban, apretábamos, empujábamos, quedábamos por momentos con la nariz contra la pared, con la entrada en una mano y algún hermano menor en la otra.

El portero abría las dos enormes puertas, la cortina gruesa de tela bordeaux y… ¡cha-cháááán! ¡Allí estaba! ¡El pasillo alfombrado! Recorríamos presurosos el camino en bajada, buscando una buena ubicación para asistir al mejor espectá[censurado] que la vida nos ofrecía por aquellos días.



El apuro servía de poco.

Nunca nos quedábamos con el primer lugar que elegíamos.

Después de sentarnos descubríamos que estábamos muy cerca de la pantalla y terminaríamos acalambrados de tanto mirar para arriba.

Nos pasábamos unas filas para atrás y cuando estábamos convencidos que ese era el mejor lugar se nos sentaba un grandote adelante.

Nos íbamos más atrás… pero quedábamos muy lejos.

Nos adelantábamos unas filas y nos dábamos cuenta que habíamos quedado justo debajo del gallinero y nos llovería de todo una vez empezara la película.

Así que los primeros diez minutos los usábamos para elegir el lugar ideal y cuando apagaban las luces estábamos todavía parados en el pasillo buscando donde sentarnos.

Aquellos años no nos ofrecían muchos lugares donde hacer uso de nuestras prematuras facultades de elegir. Así que, conscientes de que ese sí, era nuestro mundo, sin adultos que nos marcaran asientos ni caminos, abusábamos de nuestro poder dominical, hasta el límite incluso de quedarnos con el peor lugar, elegido a lo oscuro y con chistidos.



No era para menos. Lo que se venía era muy especial. Debíamos tomarnos todo nuestro tiempo.

Al apagar las luces ingresábamos todos en una única, intransferible, pero a la vez colectiva hipnosis.

Por unas horas nos aislábamos completamente del mundo, de quienes se sentaban a nuestro lado, incluso nos aislábamos de nuestro propio asiento. Podríamos haber flotado en el aire si hubiéramos querido.

Formábamos parte del colectivo que se dirigía en caravana hacia el cañón donde los indios preparaban una emboscada. Unos minutos después nos dispararían flechas con fuego e incendiarían las lonas de nuestras carretas. En un rato tendríamos que subir de espaldas por la escalera de mármol enfrentando con la espada a tres villanos y al llegar al último descanso nos colgaríamos de una araña gigante, para saltar por la ventana y caer en el jardín donde nos esperaba nuestro caballo.

Caminaríamos por un arroyo, vestidos de soldados, con el agua al cuello y con un rifle sobre nuestros hombros. Nos tiraríamos por las lianas y pelearíamos con un cocodrilo en el medio del río, armados solamente de un cuchillo. Le daríamos hasta la puesta del sol al forastero para abandonar el pueblo.



A medida que te voy contando voy recordando algunas cosas.

¿Sabés? … algunos domingos entrábamos al cine con un sol que partía las piedras, un rato más tarde y sin que nosotros nos enteráramos se nublaba, volvía a salir el sol, llovía, se levantaba viento, salía el sol otra vez, llovía una vez más, paraba y nosotros salíamos del cine ignorando tanto cambio. Alguno de la barra decía:



--Mirá esos charcos. Me parece que estuvo lloviendo.



--Te lo dije-- decía Gerardo-- en la de romanos se escuchaba un ruido bárbaro en el techo.



Así eran las cosas, el mundo se detenía, quedaba congelado mientras los quinientos gurises que estábamos allí adentro abordábamos barcos piratas o empujábamos las puertas vaqueras del “Saloon” para batirnos a duelo con el malo en medio de la calle de tierra.

Y si bien cada uno hacía lo suyo… lo suyo coincidía con lo que hacían los demás.

Cuando aparecía el muchachito con la caballería a salvar a su amada, nuestros mil zapatos golpeaban el piso de madera, en señal de ayuda inminente y de alivio colectivo.

Era formidable sentir que nos inclinábamos de nuestro caballo, para que la joven de ojos y vestido celeste, se colgara de nuestro brazo, subiera a nuestro corcel y galopara en nuestra propia butaca. Por eso gritábamos y golpeábamos el piso. Porque era un momento muy importante para cada uno de nosotros y para todos nosotros juntos.

Y cuando aparecía por atrás el asesino, cuando salía de atrás de la cortina de la ducha con el cuchillo en la mano, no podíamos reprimir el grito de “¡¡Cuidadoooo atráááás!! Es que no teníamos mucha práctica en esto de mirar películas. La tele no existía, asistíamos desprejuiciadamente al ridí[censurado] colectivo, que como era colectivo y a lo oscuro dejaba de ser ridí[censurado].



Cuando terminaba la primera película que generalmente era la más floja de todas salíamos a comer desesperadamente (por más que hacía un par de horas que habíamos almorzado).

¡Claaaaro, para sobrevivir tantas horas había que comer!

Y no vayas a creer que comprábamos vasos de pop o una bolsa de papitas.

Esta que te voy a contar está brava de creer: los que llevaban plata compraban en el almacén que estaba pegadito al cine, refuerzos de mortadela, de butifarra o de salchichón.

Los que no llevaban dinero, iban con sus propios refuerzos envueltos en papel de astraza.

¡Te lo juro! ¡Mirá si te mando ahora al cine, de botas de goma, pantalón zurcido, con un refuerzo de butifarra y una banana!

¡Está bien! No me lo creas. Yo sabía que era difícil de creer.

Se llevaba lo que había en la casa: queso con dulce de membrillo, tangerinas, una galleta. Una vez un amigo de mi barrio llevó tres huevos duros.



¿Golosinas? Sí, pero no había muchas variantes: chocolatines águila, algunos candel, un paquete de pastillas, una cajita de maní con chocolate, que generalmente rodaban hacia abajo por el piso inclinado cuando intentábamos convidar a lo oscuro a nuestro vecino de asiento.



--Poné la mano—decíamos casi susurrando-- ¿La pusiste? Ojo, agarrá… ¡perooo! ¿sos bobo? ¡Nooo! Ya te di.



Al baño preferíamos ir cuando la película nos asustaba o nos aburría.

Era cuando había menos gente.

¡Qué experiencia estupenda retornar a lo oscuro por el pasillo tratando de adivinar dónde estábamos sentados! La única ida al baño mejor que esa, era la del pasillo del tren en movimiento.

Es que no teníamos muchas experiencias extremas por aquellos tiempos.

Ni autos, ni motos, ni aviones, ni montañas rusas, ni juegos electrónicos, ni computadoras.

En la tercera película un cowboy asaba alguna liebre o alguna codorniz atravesada en un palo, y nos volvía el hambre una vez más. Hasta los engrudos que comían los soldados de la segunda guerra mundial en sus viandas de aluminio nos daban hambre.

Pero ya habíamos terminado nuestras reservas alimenticias, así que el retorno a casa era inminente.



La tarde había sido dura, el cansancio de viajar encima de un elefante, de luchar con los leones en Roma y de correr zigzagueando para evitar las minas, empezaba a pesar en cada uno de nosotros.

Cuando llegaba el final y salíamos a la calle con los ojos colorados, chiquitos y cansados, no conseguíamos recordar cual había sido la primera película de esa increíble maratón de domingo. Te lo juro.



Retornábamos a nuestras casas y volvíamos a ser los niños chicos e indefensos que buscaban el calor y el reparo de la familia.

Entonces la noche del domingo adquiría una mezcla extraña de día que perdíamos enamorados de la novia de Palito, con la sensación de día ganado a cañonazo limpio.

Y así como la lluvia daba paso al sol y el sol al viento y el viento a la noche sin que nos enteráramos, así el mundo seguía girando en esas ocho horas en que faltábamos a él.

Entonces…esa noche de domingo queríamos más a nuestros padres, que estaban vivos a diferencia de tantos cadáveres que compartimos con nuestros amigos. Queríamos más a nuestros abuelos que no se habían quemado con la lava de la erupción de ningún volcán. Disfrutábamos más de nuestra cama caliente, de la sopa de gallina y del puchero que recién hecho nos esperaba para recuperar las energías gastadas a la tarde.

Unas horas después mamá entraba despacito al dormitorio, con la luz apagada, nos daba un beso y papá al rato nos tocaba la cabeza y nos arreglaba la “cobija”.



¡Tanto hablar de la felicidad, fijate vos…esa era una buena “muestra gratis sin valor”!

¿Por qué te cuento todo esto?

¿Para que vayas al cine en busca de algo?

No.

Para que estés atento.

Para que no tengas que esperar cuarenta años para darte cuenta.

Para que puedas descubrir hoy, los huequitos por donde pasa la felicidad.

Para que valores el aquí, el ahora, el presente, aunque en ese momento no te parezca mágico.

Para que no pierdas el tiempo mirando hacia el horizonte buscando la felicidad, sin antes confirmar que no estás parado justamente arriba de ella.

Que en definitiva de eso se trata la vida.

De disfrutar del presente.

Porque el pasado, casi, casi ya no está.

Y el futuro…puede ser.







Marciano Durán - 2006 - Abril



TODAS LAS CRONICAS EN : http://www.marcianoduran.com.uy



http://www.marcianoduran.com.uy

Este material es de libre distribución para fines no lucrativos.

Para su difusión por cualquier vía se solicita especialmente la no alteración de sus contenidos




Si querés, mandame un mail

2006-04-30
Mensaje de: SE SIGUEN LOS ACCIDENTES
Comentario:


NUEVAMENTE ESTE FIN DE SEMANA VEMOS CON ALEGRIA UN NUEVO ACCIDENTE DEL MONTON DE PERROS (peñarol) JUAS JUAS
SEGUN DAMIANI EL PRIMERO FUE UN ACCIDENTE PERO YA VAN COMO 4 ACCIDENTES JAJAJAJA

SIGAN JUGANDO A LA CONGA CORTANDO A 0 ASI MANTIENEN EL MENOS 5 JUAS JUAS

















Si querés, mandame un mail

2006-04-28
Mensaje de: El Darno
Comentario:

Así se llama la cuenta abierta en Abitab para colaborar con dinero
También faltan donantes de sangre: Banco de Prótesis Av. Italia 5286, o llamar al 619 6674 o 613 3979
Gracias!!!!
G


Si querés, mandame un mail

2006-04-27
Mensaje de: 1 de MAYO
Comentario:

APRONTEN LUGARES PARA LOS QUE LLEGAN PORQUE LA MIGRA ESTA BRAVA...
REDADAS POR TODOS LADOS, 48 HORAS PRESO Y VUELO DIRECTO A CARRASCO LA COSA ESTA BRAVA, NO BRAVISIMA.
UNA BUENA FORMADE ASUSTAR Y METER MIEDO A LA GENTE PARA QUE NO SALGAN A MANIFESTAR EL 1 DE MAYO...
LES TIEMBLAN LAS PIERNITAS A LOS GRINGOS PORQUE SABEN QUE EL PRIMERO LO VAN A SENTIR EN EL BOLSILLO CUANDO "NINGUN" ILEGAL SALGA A TRABAJAR Y TERMINEN POR ACEPTAR ALGO QUE NO QUIEREN VER O MEJOR DICHO SE HACEN LOS BOLUDOS, QUE SIN LOS ILEGALES NO SON NADA, PORQUE NINGUN GRINGO LAVA PLATOS O LIMPIA POR U$6 LA HORA O TRABAJAN EN LA CONTRU POR MENOS DE 20 BUENO Y LOS GRONES NI AHI CON EL LABURO,PARAQUE SI LOS MANTIENE EL TIO SAM...
HASTA LA VICTORIA SIEMPRE

Si querés, mandame un mail

2006-04-26
Mensaje de: Eduardo Darnauchans
Comentario:

EDUARDO DARNAUCHANS FUE OPERADO DE LA CADERA.
Ya fue dado de alta pero necesita una mano, las nuestras que hemos sabido disfrutar su arte y apreciar a la persona

Ademàs, ultimamente con la cabeza del fèmur quebrada y su cadera dislocada, no puede casi moverse. No hay ingresos, el abatimiento crece cada noche, afuera hace frìo y adentro la casa con nombre cuerpo se marchita. Las hondas raìces de la injusticia se nutren con la sangre de la poesìa....... arriba, sentado Darno canta una canciòn para engordar al dèbil.

Para aquellos que puedan y deseen colaborar con alimentos no perecederos, congelados o tickets de alimentaciòn para luego de salido del sanatorio, (tener en cuenta que tiene que seguir una dieta en base a hierro) se ha abierto una canasta en GIRASOLES (Colonia y Yì).
Danilo y Bruno, su hijo estàn en el correr del dìa.


Girasoles: Colonia y Yì.
Tel: 901 01 86..............

También se está tratando de abrir una cuenta para que los que puedan aporten por esa vía
Difundan y gracias
G


Si querés, mandame un mail

2006-04-26
Mensaje de: Antuanet Taberne
Comentario:

Ademas de dejar mis saludos a todos los lectores, quiero especilamente agradecer a Sergio por el envio de esa nota tan linda sobre el mate.Tambien pedir que todos los que tengan algo que nos alimente la mente y nos haga pasar un rato agradable lo envien.
No solo de estupideces y mala onda vive el hombre.Aunque sea "a veces" es bueno culturizarse, sin agredirnos que me imagino ha sido el fin de ésta página.Somos pocos y nos conocemos dicen por ahi.
Cariños

Si querés, mandame un mail

2006-04-23
Mensaje de: UN NUEVO ACCIDENTE JUAS JUAS
Comentario:

POBRE DAMIANI, PEÑAROL TUVO UN NUEVO ACCIDENTE.
EN ESTE ACCIDENTE FALLECIO EL DT. GARISTO.
MEJOR DICHO LE PRACTICARON LA EUTANASIA JUAS JUAS JUAS QUEDA MAS FINO Q DECIR Q LO MATARON POR NO SABER HACER JUGAR AL FUTBOL A UN MONTON DE PERROS JUAS JUAS JUAS

Si querés, mandame un mail

2006-04-21
Mensaje de: Sergio Ghigliano
Comentario:

Para compartir con los trinitarios que aún se la bancan ahí y para los que estamos muy lejos añorando el pago.
Esto me lo envió un argentino y lo adaptó al Uruguay (que el conoce mucho) ya que en su tierra esto no se aplica:


El mate no es una bebida.} Bueno, sí.
Es un líquido y entra por la boca.
Pero no es una bebida.En este país nadie toma mate solo porque tenga sed.Es más bien una costumbre, como rascarse.
El mate es exactamente lo contrario a la televisión: te hace conversar si estás con alguien, y te hace pensar cuando estás solo.
Cuando llega alguien a tu casa la primera frase es "hola"y la segunda "¿unos mates?".
Esto pasa en todas las casas. En la de los ricos y en la de los pobres.
Pasa entre mujeres charlatanas y discretas, y pasa entre hombres serios o inmaduros.
Pasa entre los viejos de un geriátrico y entre los adolescentes mientras estudian .
Es lo único que comparten los padres y los hijos sin discutir ni echarse en cara.
Rosaditos y frenteamplistas ceban mate sin preguntar. En verano y en invierno.
Es lo único en lo que nos parecemos las víctimas y los verdugos; los buenos y los malos.
Cuando tenés un hijo, le empezás a dar mate cuando te pide. Se lo das tibiecito, con mucha azúcar, y se sienten grandes.
Sentís un orgullo enorme cuando un pichoncito de tu sangre empieza a chupar mate. Se te sale el corazón del cuerpo.
Después ellos, con los años, elegirán si tomarlo amargo, dulce, muy caliente, tereré, con cáscara de naranja, con yuyos, con un chorrito de limón.
Cuando conocés a alguien por primera vez, te tomás unos mates. La gente pregunta, cuando no hay confianza: "¿Dulce o amargo?". El otro responde: "Como tomes vos"
Los teclados de Uruguay tienen las letras llenas de yerba.
La yerba es lo único que hay siempre, en todas las casas. Siempre.
Con inflación, con hambre, con militares, con democracia, con cualquiera de nuestras pestes y maldiciones eternas. Y si un día no hay yerba, un vecino tiene y te da. La yerba no se le niega a nadie.
Éste es el único país del mundo en donde la decisión de dejar de ser un chico y empezar a ser un hombre ocurre un día en particular.
Nada de pantalones largos, circuncisión, universidad o vivir lejos de los padres.
Acá empezamos a ser grandes el día que tenemos la necesidad de tomar por primera vez unos mates, solos. No es casualidad. No es porque sí. El día que un chico pone la caldera al fuego y toma su primer mate sin que haya nadie en casa, en ese minuto, es que ha descubierto que tiene alma. O está muerto de miedo, o está muerto de amor, o algo: pero no es un día cualquiera.
Ninguno de nosotros nos acordamos del día en que tomamos por primera vez un mate solo. Pero debe haber sido un día importante para cada uno. Por adentro hay revoluciones.
El sencillo mate es nada más y nada menos que una demostración de valores...
Es la solidaridad de bancar esos! mates lavados porque la charla es buena.
La charla, no el mate.
Es el respeto por los tiempos para hablar y escuchar, vos hablás mientras el otro toma y es la sinceridad para decir: ¡Basta, cambiá la yerba!".
Es el compañerismo hecho momento.
Es la sensibilidad al agua hirviendo.
Es el cariño para preguntar, estúpidamente, "¿está caliente, no?".
Es la modestia de quien ceba el mejor mate.
Es la generosidad de dar hasta el final.
Es la hospitalidad de la invitación.
Es la justicia de uno por uno.
Es la obligación de decir "gracias", al menos una vez al día.
Es la actitud ética, franca y leal de encontrarse sin mayores pretensiones que compartir.
¿TE SENTISTE INCLUÍDO?.... compartilo entonces con quienes alguna vez te tomaste un mate.

Si algún poronguero (somos la única localidad del Uruguay con una referencia directa al mate) encuentra algo que nos identifique como Uruguayos, más que esto, bueno que lo comparta como yo....
SAludos a mi querida Trinidad



Si querés, mandame un mail

2006-04-20
Mensaje de: manya dolorido
Comentario:

Saben como le dicen a Peñarol?
la cucaracha (porque està debajo de la tabla)

Si querés, mandame un mail

2006-04-20
Mensaje de: SERPIENTES
Comentario:

EN UN DIARIO SALIO UN ARTICULO SOBRE EL HALLAZGO DE HUESOS DE SERPIENTES DE HACE 65 MILLONES DE AÑOS Q TENIAN PATAS Y ESCARBABAN.
QUE NOTICION.
PERO ES DE DETALLAR QUE ESAS SERPIENTES NO SE HAN EXTINGUIDO, MAS BIEN AHORA ESTAN EN PROCESO DE EXTINCION.
ACA EN URUGUAY TODABIA QUEDAN VESTIGIOS DE UNA ESPECIE:

LOS ROSADITUS SE AFANAROUN TODITOUS

QUE TAMBIEN TIENEN PATAS Y ESCARBAROUN EN LOS BOLSILLOUS DE TODOUS LOS URUGUAYOUS Y NOS DEJARON PELADOUS.

PARECE QUE GREEN PEACE VA TRATAR DE QUE NO DESAPAREZCAN VAN A GUARDAR ALGUN EJEMPLAR COMO MUESTRA PERO LOS VAMOS A CAPAR PA QUE NO SE REPRODUZCAN JUAS JUAS JUAS PORQUE LARGAN MUCHO OLOR A CACA JUAS JUAS JUAS

Si querés, mandame un mail

2006-04-20
Mensaje de: LO UNICO Q LES QUEDA,,, JUAS JUAS
Comentario:

LA GENTE DE PEÑAROL PARECE QUE SE VA A DEDICAR A LA TIMBA "a la conga" YA QUE AHORA JUEGAN AL MENOS 6 JUAS JUAS JUAS
SEGUN DIJO DAMIANI HAN TENIDO UN ACCIDENTE, SI SIGUEN ASI SE MATAN TODOS JUAS JUAS JUAS


Si querés, mandame un mail

2006-04-17
Mensaje de: ANA PAULA SOLDI
Comentario:

HOLA...
SOY DE MONTEVIDEO, TRABAJO ORGANIZANDO EVENTOS, Y ME GUSTARIA SABER QUAL ES EL MEJOR BOLICHE DE FLORES PARA LLEVAR EL ESPETÁCULO.
NECESITO EL NOMBRE DEL BOLICHE Y EL TELEFONO TAMBIEN EL NOMBRE DE LA PERSONA ENCARGADA, DESDE YA MUCHAS GRACIAS.


Si querés, mandame un mail

2006-04-17
Mensaje de: el poro
Comentario:

yo acepto la invitacion a tomar mate a la plaza cundo quieras

Si querés, mandame un mail

2006-04-15
Mensaje de: PAL ROSADITO COCO
Comentario:

JUAS JUAS NO TODOS SON COMO VOS QUE CABALGAS PA ATRAS CON LOS PANTALONES BAJOS JUAS JUAS JUAS JUAS

Si querés, mandame un mail

2006-04-14
Mensaje de: DEL 90
Comentario:

HACE TIEMPO QUE NO VOY POR ESA LINDA CIUDAD, CREO QUE NO QUEDA MUCHA GENTE DE LA QUE FRECUENTABA CUANDO IBA POR ALLA, UNOS EN MDEO OTROS EN EL EXTRANJERO Y OTROS QUE YA NO ESTAN, DE TODOS MODOS SALUDOS A TODOS POR AHI.
AGUANTE INDEPENDIENTE, AUNQUE LO MEJOR ERA EL TINTO DEL SANTA BARBARA.

Si querés, mandame un mail

2006-04-11
Mensaje de: ...
Comentario:

SI ,,, MAS QUE CABALGAR,,, GALOPAN,,, PARA ATRAS

Si querés, mandame un mail

2006-04-08
Mensaje de: en usa
Comentario:

ufffff , llevaba tiempo sin entrar aca , veo el conventillo no cambia mas , siempre de politica unos defendiendo ha otros y son todos los putoliticos los mismo de siempre , nada mas q las olla ha unos se dastapa mas q ha otros , el final es el mismo todos roban , en fin , que le vamos hacer , xq sera q odio la politica recien me lo pregunte . by

Si querés, mandame un mail

2006-04-08
Mensaje de: JAJA ESTAN MUERTOS,CRITIQUEN NOMAS
Comentario:

LADRAN SANCHO, SEÑAL DE QUE CABALGAMOS.


Si querés, mandame un mail

2006-04-07
Mensaje de: ...........
Comentario:

ATENCION URUGUAYOS EN ESTADOS UNIDOS
EL DE 4 MAYO TIENEN LA VISITA DE NUESTRO PRESIDENTE,,, VA AVISITAR A GEORGE BUSH .................

NUNCA DIALOGAREMOS CON EL ENEMIGO
JAMAS IREMOS DE RODILLAS A PEDIRLE AL IMPERIALISMO
GENOCIDA DEL MUNDO
LA POBREZA DE LATINOAMERICA TIENE NOMBRE DE BUSH
EL IMPERIALISMO NORTE AMERICANO ES EL QUE TIENE SUMIDO A NUESTROS PUEBLOS
---ALGUNAS DE LAS TANTAS FRACES DICHAS POR NUESTRO PRESIDENTE EN OTRAS EPOCAS-----

UN GRAN DICHO --NUNCA ESCUPAS PARA ARRIBA--

Si querés, mandame un mail

2006-04-07
Mensaje de: INVITACION
Comentario:

DON USA, VENGA Q LO INVITO A TOMAR UNOS MATES CON YERBA CANARIAS EN LA PLAZA CONSTITUCION, O NO ME DIGA Q NO PUEDE VENIR???

Si querés, mandame un mail


Anterior  1  - 2  - 3  - 4  - 5  - 6  - 7  - 8  - 9  - 10  - 11  - 12  - 13  - 14  - 15  - 16  - 17  - 18  - 19  - 20  - 21  - 22  - 23  - 24  - 25  - 26  - 27  - 28  - 29  - 30  - 31  - 32  - 33  - 34  - 35  - 36  - 37  - 38  - 39  - 40  - 41  - 42  - 43  - 44  - 45  - 46  - 47  - 48  - 49  - 50  - 51  - 52  - 53  - 54  - 55  - 56  - 57  - 58  - 59  - 60  - 61  - 62  - 63  - 64  - 65  - 66  - 67  - 68  - 69  - 70  - 71  - 72  - 73  - 74  - 75  - 76  - 77  - 78  - 79  - 80  - 81  - 82  - 83  - 84  - 85  - 86  - 87  - 88  - 89  - 90  - 91  - 92  - 93  - 94  - 95  - 96  - 97  - 98  - 99  - 100  - 101  - 102  - 103  - 104  -

Menú principal